Menores y Juveniles 2020: a la espera del reencuentro, un repaso del desafío digital

Tiempos de cuarentena, de estar aislados y guardando las ganas de jugar al golf. Los chicos, los menores de la FGSL, son una prioridad. No solo por ser golfistas, sino porque son el futuro de un país, aunque la frase pueda ser un slogan.

El Covid 19 fue un paredón que superamos con mucha comunicación, presencia y perseverancia. Lo digital permitió ser un puente a cada uno. Para los jugadores y también para quienes participan en su desarrollo: padres, profesores y directivos de los clubes asociados.

Se adaptaron las actividades habitualmente realizadas por la FGSL, y se sumarnon nuevas propuestas adecuadas al contexto actual, acompañando y promoviendo el desarrollo y la capacitación permanente. Las diferentes propuestas giraron en torno a las áreas de trabajo: golf, preparación física y psicología.

Zoom, IG, mails, listas de difusión, grupos de WhatsApp fueron las vías para seguir conectados.

Y se buscó mantener el ritmo de trabajo de la tan añorada normalidad: en este sentido, el Centro Regional de Entrenamiento (CRE) funcionó todos los días miércoles por la tarde para los jugadores menores y juveniles con hándicap, al comienzo en el horario de las 17 y luego de la apertura del golf, a las 19. Además, los viernes fueron destinados especialmente para los jugadores junior (menores de 13 años con y sin hándicap). Todas las actividades estuvieron a cargo del staff de la FGSL (Maggie, Carlitos, Lincho, Irene) con la gran colaboración de la AAG.

En lo estrictamente golfístico, se programaron diversos entrenamientos con drills, juegos y  competencias que los jugadores pudieron realizar con los elementos y espacios con que contaban dentro de su casa. Una vez reanudada la actividad en los clubes, se continuó con un asesoramiento individual a los jugadores que así lo solicitaron.

Un aspecto importante del desarrollo de todo golfista, es el mental. Cada quince días Irene Presenqui (Psicóloga de la FGSL) compartió ideas y consejos sobre diferentes temáticas y herramientas de la psicología del deporte útiles para el juego. Los menores y juveniles con hándicap siguieron cada encuentro con atención.  A los entrenamientos virtuales, se sumaron consultas individuales y ejercicios a realizar luego de cada meeting.

Carlos Boerio, el preparador físico de la Federación también trabajó con esmero para mantener a los menores y juveniles con handicap activos, compartiéndoles ejercicios generales y específicos, y encontrando rutinas de trabajo en casa. Además se hizo un seguimiento personalizado de cada uno de los chicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *